las observo, lo interpreto como una arquitectura.

coloco a cierta distancia una fuente luminosa y hago girar la luz alrededor de mi bloc tal y como haría el sol alrededor de un edificio en mi proyecto escondo un cuerpo de iluminación detrás de un agujero en el techo, en la pared, entre las hojas de una puerta, lo escondo y lo convierto en invisible pero al mismo tiempo le devuelvo su función primaria, la de hacer luz.

uso la luz artificial, que bajo ningún concepto deberá imitar jamás a la natural, sólo puede observarla y aprender.

sigo en clase.

levanto la mirada de mis páginas blancas, que ahora ya han sido ensuciadas por los borrones negros de la mina de un lápiz.

mis ojos abiertos de par en par miran fijamente una pizarra negra ensuciada por el blanco yeso.

[...sigue...]
mario nanni progettista