aparatos que se observan no por las imágenes, sino por la luz en movimiento que generan en nuestras habitaciones. hagamos la prueba: volvamos el televisor hacia la pared y no hacia los ojos para así preparar la mirada y que la mente vaya de la mano de la fantasía.

es hermoso hacer de la luz algo propio, y es hermoso hacer de un lugar algo propio.

ése es el espectáculo de liv.

mario nanni progettista